Monthly Archives: mayo 2015

Desarticulan una red de denuncias falsas

Denunciar injustamente a alguien que no te ha agredido también es un tipo de violencia de género. Muchas mujeres lo hacen por intereses económicos o simplemente por el deseo de hacer daño a sus exparejas. Sin embargo, este caso sorprende: En Almería, ciudadanos marroquíes manejaban una red de denuncias falsas, las beneficiadas eran mujeres que obtenían la nacionalidad española. Veamos la noticia.

Violencia menos visible y más silenciosa, pero igual de alarmante

A nivel mundial, la violencia que sufren los hombres por parte de sus parejas es una realidad silenciosa, muchas veces por decisión de las propias víctimas, que por varios motivos, no se atreven a denunciar. En España, la situación es aún más dramática: Según las leyes nacionales, se tipifica violencia de género solo cuando un hombre maltrata a una mujer. Si os papeles se revierten, se trata de un caso de violencia doméstica. Es decir, este delito no tiene tipificación específica, sumado al hecho de que la violencia de género tiene una pena superior a la violencia doméstica.

Por otra parte, casi no hay estadísticas oficiales al respecto. El documento más reciente es un informe publicado por el Consejo General del Poder Judicial en 2011, que indica que en ese año siete hombres murieron asesinados por sus parejas o exparejas. Quizá esta cifra no ha tenido mucha visibilidad, porque en comparación con las 62 mujeres que fallecieron en la mismas circunstancias en el mismo período, parece un porcentaje mínimo. Estas cifras, por supuesto, no consideran los casos de violencia psicológica: existen hombres completamente humillados y disminuidos por su pareja, y muchas veces por principios, se muestran indefensos y son incapaces de responder o denunciar.

El miedo al ridículo y la reacción poco delicada de las autoridades, quienes muchas veces no conciben a un hombre en tal situación de sometimiento y subyugación; impiden que haya un mayor índice de denuncias. Se trata de una violencia más silenciosa y enmascarada, pero no por esto menos grave. Lo más importante, si eres víctima de violencia doméstica o conoces a alguien cercano que la sufre, es saber que existe consultoría legal especializada que puede ayudarte. Aunque la situación parezca extremadamente difícil, con las herramientas adecuadas puedes salir de ella, garantizando tu seguridad.

Un inocente pasó 11 años y medio en prisión por una acusación en falso

Romano Liberto van der Dussen es el holandés que vivió el drama de ingresar en prisión durante 4.268 días por un crimen que no cometió. Fue erróneamente identificado por tres mujeres como el culpable de la violación que sufrieron cada uno en Fuengirola (Málaga) la madrugada de un día del verano de 2003.

El delito, que en realidad realizó Mark Dixie (británico), le costó caro. Fue condenado a más de 15 años de prisión, de los cuales ha cumplido 11 y medio. El juicio no prestó atención a ciertas pruebas que exculpaban al holandés. Por ejemplo, la prueba de ADN, cuyos resultados no coincidían con los del acusado.

Desde el año 2007, la policía español conocía que el posible delincuente fue dicho británico y Reino Unido lo confirmó con las pruebas de ADN este año.

Vivió aquella década martirizado por otros presos ya que ese crimen, violar a mujeres indefensas, hace de la prisión un completo infierno de acusaciones: palizas de otros presos, insultos y amenazas. Esto le llevó a ser trasladado varias veces: Murcia, Granada, Alicante, Valencia, Málaga… Quedando destrozada su vida a los 42 años, provocándole daños que le han obligado a recurrir a tratamiento psiquiátrico.

Dixie ha reconocido la posibilidad de haber sido el actor principal de las tres violaciones de las que acusan a Van der Dussen y ofreció su colaboración para levantar la pena sobre el inocente.

El Tribunal Supremo se ha hecho cargo de este caso, con procedimientos que se han alargado ocho años en los que el holandés continuaba en una celda.