Monthly Archives: febrero 2015

No sabían cómo abordar un caso de maltrato porque la víctima era homosexual

Existen muchos casos de violencia dentro de los matrimonios y parejas homosexuales. Sin embargo, por la forma en que la Ley contra la Violencia de Género está redactada, no se contemplan estos casos muy ignorados todavía por la sociedad general.

Este es el caso que recoge El Mundo, en el que un hombre homosexual de 38 años víctima de violencia por parte de su pareja durante siete años. Se trata de una de las primeras personas en denunciar este tipo de abusos en la Comunidad Valenciana.

El maltrato físico y psicológico que sufrió le llevó a intentar suicidarse en dos ocasiones y a verse obligado a recibir tratamiento psiquiátrico que continua actualmente, a pesar de haber rehecho su vida.

El maltrato comenzó tras casarse con su expareja. Tras un tiempo en esa situación se separaron en 2013. La última vez que fue agredido físicamente, en 2014, fue durante el periodo de año y medio en el que trataban de recuperar la relación. Tras aquello, se armó de valor para denunciar.

 

Los abogados y el fiscal llegaron a un acuerdo en el que se imponían trabajos sociales y una multa de 150€, además de una orden de alejamiento. Pero lo cierto es que no se supo cómo abordar la cuestión, ya que la redacción de la Ley de Violencia de Género se contempla únicamente de un hombre hacia una mujer. Sin embargo, se decidió seguir el mismo protocolo.

Existe división entre las provincias españolas ante la propuesta de reconocer como violencia de género a esta forma de maltrato. Sin embargo, los hay que piensan que no se deben mezclar los distintas formas de violencia, pero que debería existir una normativa y protocolo concreto a cada una.

Independientemente de cuál sea la solución legal ante este problema social, es evidente que hay que establecer un protocolo de actuación ante estos casos y poder así animar a denunciarlos.

Intentó contratar a un sicario para asesinar a su marido

En Sevilla, casi 600 hombres denunciaron ser víctimas de malos tratos en el año 2013. Éste es el caso de un hombre nacido en Ronda, quien estuvo 15 años casado con su mujer, con la que tuvo dos hijos que actualmente tienen 13 y 9 años. Hace cinco años descubrió que su mujer estaba planeando terminar con él. En ese momento comenzó una serie de procedimientos para mantenerse a salvo y obtener justicia.

Aunque nunca fue una mujer especialmente cariñosa, no fue hasta 2009 cuando comenzaron a existir problemas entre la pareja: diagnosticaron a su mujer problemas psicológicos. Sin embargo, el sevillano trató de ayudarle y apoyarle.

En 2010, su mujer quiso terminar con su matrimonio. La decisión no le duró más de seis meses cuando ella pidió volver a intentarlo. Y así fue. Todo parecía normal hasta que el primer mes de 2011 Juan recibe una llamada en su domicilio: era un hombre de acento hispanoamericano que preguntaba por su esposa.

La Guardia Civil le informó al mes siguiente que habían iniciado una investigación en varios foros online donde varias personas ofrecían sus servicios como sicarios. En aquellos foros, habían encontrado datos personales suyos por lo que le advertían que extremara su seguridad. Tras esta llamada inesperada, decidió hablar con su mujer, quien se mostró nerviosa pero interesada por todos los detalles.

Días después, varios agentes se personaron en su lugar de trabajo. Desde el 2009, sus datos aparecían en conversaciones de los foros. Una persona solicitaba los servicios de un sicario para terminar con su vida. En aquellas conversaciones se encontraron información y fotografías procedentes de su vida privada. Según el sevillano, aquella información tan minuciosa sobre su persona sólo podría saberla su mujer. Aquél día detuvieron a su esposa por ser la presunta autora de una proposición de homicidio. Según los agentes, el crimen no pudo llevarse a cabo porque su mujer no logró reunir la cantidad de dinero que le pedían los sicarios.

El hombre pidió el divorcio ante una situación de tal magnitud. Con todo, por alguna razón la jueza otorgó la custodia de los pequeños a su exmujer, obligándole pagar una pensión de manutención de 350 euros mensuales.

Paralelamente, en diciembre de 2012 su exmujer fue condenada a tan solo dos meses de prisión debido a sus problemas psicológicos y le impuso una orden de alejamiento de su exmarido de 500 metros. Sin embargo, su exmujer seguía manteniendo la custodia de sus hijos, ya que no tuvo que pisar la cárcel en ningún momento. Cabe decir que, a pesar de las pertinentes denuncias, su exmujer violó reiteradamente dicha orden de alejamiento.

En enero de 2013, volvió a denunciar a su expareja por estar preocupado por el bienestar de sus hijos. La mujer les entregaba a su padre en condiciones desfavorables:in mudas de ropa o, en una ocasión, entregó a uno de sus hijos con fiebre y se negó a entregarle al niño con medicamentos, alegando que éstos debían ser comprados por la víctima. Los niños también habían contado al padre que su madre les pegaba y les agredía verbalmente de forma constante.

Actualmente, se encuentra aguardando la resolución judicial en la que pidió la custodia de los pequeños.

El caso de este hombre sevillano no es aislado en su provincia. En el 2013, un total de 579 habían denunciado ser víctimas de malos tratos de diversa índole por parte de su pareja. En los últimos cinco años, ha sido la cifra más alta.

Si bien la cifra de mujeres maltratas o que denunciaron serlo fue notablemente mayor dicho año (3.574 en total), no cabe duda que el maltrato a hombres por parte de sus parejas es un problema social de gran importancia y que, por alguna razón, se guarda silencio sobre ello.

“Culpable”, una película con un punto de vista diferente de la violencia doméstica

Culpable es una película basada en hechos reales y dirigida por Tomás Aceituno, que se estrenará gratuitamente este viernes 6 de febrero a partir de las 9:00pm en los Cines Teatro Goya de Puerto Banús (Málaga).

Ha sido presentada por el Ayuntamiento de Marbella el pasado lunes, personada en el concejal delegado de Bienestar Social, Manuel Cardeña. También han estado presentes en el acto la presidenta de la Asociación Despertar Sin Violencia, Carmen Sánchez, y el director de la película anteriormente mencionado.

Cardeña puso énfasis en el problema real pero oculto de los muchos tipos de violencia existentes en el hogar y que sufren muchas familias. Y se trata de concienciar sobre ello a través de la película.

La película trata de un caso real de divorcio conflictivo que convierte a los hijos en su principal víctima. A través de una denuncia falsa, se provoca el Síndrome de Alienación Parental, apartando a los menores de uno de sus progenitores.

La película se mantendrá en cartelera durante dos semanas tras el estreno.